Saltar al contenido

Guía del Pirograbado en Tela

Tecnica del pirograbado en gamuza
Rate this post

La mejor guia para comenzar el pirograbado en Tela

El pirograbado es una técnica para la elaboración de dibujos en variedad superficies, mediante el uso de un pirograbador que utiliza el calor para la imprenta. También se puede considerar como una técnica de decoración. Sin duda que el pirograbado es una interesante modalidad para modificar ciertos productos y con práctica se puede transformar en una forma de arte.

El pirograbado se puede llevar a cabo en variedad de superficies: goma eva, cuero, tela, madera y más. Sus aplicaciones son muy diversas y depende en gran medida de los que desee elaborar el dibujante. Una de las superficies de mayor versatilidad es la tela, por lo que vale la pena destacar cuáles son los usos de esta técnica en la tela y cómo se lleva a cabo.

¿Qué se puede hacer con un Pirograbador de Tela?

La tela es uno de los productos de los que más hacemos uso en nuestra cotidianidad, por lo que la técnica del pirograbado para la decoración de las telas tiene infinitas aplicaciones. Gracias a un pirograbador podemos agregarle una calidad superior a cualquier producto elaborado en tela.

Esto quiere decir, que es posible realizar decoraciones para cualquier prenda de vestir, fundas de todo tipo, forros para sofás, manteles, alfombras, cortinas y muchísimo más. Solo la imaginación es el límite.

Cómo Pirograbar en Tela

Para poder emplear la técnica de pirograbado en tela, es fundamental el tipo de material a elegir. Algunas de las telas propicias para ser intervenidas a través del pirograbado son: gamuza, terciopelo, pana, lona y alguna otra tela que se considere de bastante resistencia. Se recomienda que se elija un color oscuro para que el trabajo de pirograbado resalte: negro, azul marino, verde oscuro y colores por el estilo.

Se recomienda tener los siguientes implementos a la mano para iniciar el trabajo:

  • Tela resistente
  • Modelo del dibujo en papel resistente o tela liviana
  • Papel tranfer
  • Lápiz de punta gruesa
  • Pirograbador
  • Alfileres

Los pasos para el pirograbado son los siguientes:

  1. Poner la tela sobre una superficie limpia, plana y resistente. Es importante constatar que la tela no tenga ninguna arruga, pues esto podría dañar el trabajo a realizar.
  2. Ubicar el papel transfer sobre el área de la tela que se desea pirograbar.
  3. Colocar el diseño elegido sobre la tela, dejando el papel transfer entre ambas superficies. Es recomendable fijar el modelo a la tela, pues es fundamental que el dibujo a transferir no se mueva; ya que podría ocasionar dificultades.
  4. Remarcar el dibujo con el lápiz de punta gruesa, también se puede utilizar el palo de un pincel o algo por el estilo; no es necesario que el instrumento marque, sino que haga el efecto de transferencia adecuadamente. Este paso es esencial, se ha de tener cuidado en remarcar todo el dibujo y en aplicar la presión necesaria para que la tela quede marcada.
  5. Retirar los papeles y verificar que el modelo se haya transferido a la superficie de la tela. En este punto es propicio corregir detalles.
  6. Calentar el pirograbador a una temperatura media, utilizando una punta apropiada según el tipo de dibujo. Se recomienda una punta media.
  7. Pirograbar la tela siguiendo el patrón que se ha calcado en ésta. Es importante tener en cuenta que no se debe aplicar demasiada presión en la tela; pues podría dañarse.

Una vez que se ha repasado el patrón con el pirograbador esta técnica ha finalizado; sin embargo, la decoración se puede complementar con pinturas y así darle un acabado completamente profesional.

Recomendaciones Finales

Para realizar este tipo de técnicas se debe contar con paciencia y pulso, pero si no tienes mucha destreza para el dibujo no te debes preocupar. Hay gran cantidad de patrones que se pueden imprimir y con un poco de ingenio y siguiendo los pasos anteriormente enumerado, se podrá transferir de manera eficiente a la tela.

Es importante tener en cuenta que se está manipulando una herramienta que produce una alta cantidad de calor, de hecho su función es quemar; por lo que puede herir o provocar accidentes si no se manera con el cuidado requerido. Por ello, se recomienda tener presente las siguientes indicaciones:

  • No tocar la punta del pirograbador cuando esté encendido, incluso tampoco tiempo después de haberlo apagado. Hay que estar completamente seguros de que está a una temperatura ambiente para poder tocarlo. Si es necesario cambiar la punto, tener en cuenta este consejo es indispensable; se debe hacer en frío.
  • Colocar el pirograbador siempre en el soporte que incluye el fabricante.
  • El pirograbador se debe encender siempre a la temperatura mínima. Esto es en caso de que el modelo incluya una regulación.
  • Es importante trabajar sobre una superficie resistente y que pueda exponerse a las quemaduras que este instrumento puede provocar.